Bienvenido

Quiero Casa no solo te ayuda a encontrar la dirección correcta de tu próximo hogar, a través de este blog también te ofrece orientación sobre créditos hipotecarios, inversiones y tendencias inmobiliarias, así como una exploración sobre la ubicación de sus desarrollos y sus características. Todo lo que necesitas para tomar la mejor elección.

Leer más

Conoce qué ocurre cuando se deja de pagar un crédito hipotecario

Publicado por Quiero Casa on Nov 19, 2019 10:00:00 AM

Dejar de pagar

 

 

Los créditos hipotecarios otorgados por distintas instituciones han sido grandes aliados para aquellas personas que desean cumplir el sueño de adquirir su propio hogar. En nuestro país, casi el 25% de la población tiene un crédito para casa, sin embargo, por diversos motivos, algunas personas deciden dejar de pagarlo, o bien, cancelarlo definitivamente..

 

 
 

 

Algunos dan marcha atrás en el pago de su deuda debido a que perdieron su empleo, atraviesan emergencias familiares, evalúan que los descuentos mensuales en su nómina son muy altos e incluso hay quienes consideran que su departamento nuevo no es lo que deseaban o personas que caen en desesperación al ver que su deuda no se reduce pese a los años transcurridos.

 

Sin embargo, aunque se intente evadir el pago con la institución en donde se adquirió la hipoteca, la deuda no deja de existir. Por ello, a continuación te contamos cuáles son los escenarios que hay que contemplar en el caso de decidir no cubrir más el crédito hipotecario.

 

Te puede interesar: ¿Cómo pago mi crédito INFONAVIT si me quedé sin trabajo?

 

Renegociación o cancelación del crédito hipotecario

Una vez que se deje de pagar el crédito para casa, la institución u organismo comenzará a cobrar intereses moratorios. El porcentaje de estos se indica durante los trámites iniciales de adquisición del crédito, sin embargo, la tasa de interés promedio es del 10.4%.

 

Posteriormente, el banco o quien emitió el préstamo insta a renegociar el adeudo en términos distintos a los iniciales. Lo recomendable es aprovechar esta negociación para hacer ajustes que se adapten a la nueva realidad del derechohabiente.

 

En caso de no haber logrado algún acuerdo para cubrir la deuda  y si no se refleja pago alguno durante seis meses, la institución procederá a embargar el inmueble. Una vez que la vivienda regresa al organismo, éste puede subastarla o ponerla nuevamente a la venta.

 

En caso de que se trate de un crédito INFONAVIT y el derechohabiente simplemente quiera renunciar, éste debe notificar a la institución y solicitar la cancelación “por Dación de Pago”. En caso de no hacerse, habrá un registro negativo en su historial crediticio, lo cual impedirá que se otorgue al interesado un nuevo crédito de cualquier tipo, incluyendo el de vivienda.

 

Te puede interesar: ¿Qué son los remates hipotecarios? Conoce sus características

 

Desalojo y reembolso

Luego de que se haga efectiva la cancelación del crédito hipotecario, la propiedad debe abandonarse, pues el organismo o institución toma posesión de ella. Por esta razón, es recomendable que antes de comenzar con los trámites de cancelación, se busque otro sitio para habitar con la familia.

 

Siempre y cuando el valor de la deuda sea menor al valor de la vivienda, existe la posibilidad de que haya una devolución de dinero para la persona. Sin embargo, no se puede considerar el reembolso de conceptos como mensualidades, enganche, fondo de vivienda ni mejoras que se hayan hecho en el inmueble.

 

Antes de tomar una decisión tan relevante como esta, vale la pena evaluar la situación en familia para saber si es conveniente dejar de pagar el crédito hipotecario, ya que es un caso en el cual el resultado final puede ser la pérdida de un patrimonio. Acércate a Quiero Casa y te ayudaremos a resolver tus dudas, así como encontrar el departamento de tus sueños, el cual, ¡jamás querrás dejar ir!

 

 

Categorías: Crédito hipotecario, Crédito Infonavit, Crédito para casa, Departamento nuevo

¿Buscas alguna categoría?

See all
QC_Blog_FooterCurva-1360x211px