Quiero Casa Blog

Adquirir una vivienda propia es posible con un crédito hipotecario

Comprar una vivienda propia es una decisión a la que en cualquier momento terminarás enfrentándote. Por más que intentes buscarle alternativas, la realidad es que siempre regresarás a esta opción por las grandes ventajas que ofrece.

Lo primero que debes tener claro en el momento que tomes la determinación es cómo vas a pagar semejante gasto. Es aquí cuando el tema del crédito hipotecario se presenta como tu mejor salvación. A través de este recurso podrás solventar el costo total ante la constructora o dueño del inmueble. La deuda, en este caso, se transmite a la institución financiera que te otorgó el préstamo, a la que tendrás que pagarle a través de mensualidades durante el tiempo que se decida. En nuestro país, esto puede ser desde los 5 hasta los 30 años.

Cuando obtienes el préstamo hipotecario, el inmueble quedará bajo garantía, es decir, queda hipotecado, una vez que pagues la totalidad del monto, podrás obtener el título que acreditará tu propiedad.

Instituciones Financieras

En el caso de las instituciones financieras, es recomendable que conozcas las diferentes opciones que te pueden ayudar y en qué forma.

Créditos para vivienda del gobierno

Existen por un lado instituciones como el INFONAVIT o el FOVISSSTE que ofrecen recursos especialmente pensados para los trabajadores formales que reciben las prestaciones de ley y cotizan ante el IMSS o el ISSSTE según sea el caso. A pesar de su popularidad, muchos beneficiarios desconocen algunos aspectos sobre cómo ejercerlos. Si quieres saber cómo usar tu crédito INFONAVIT o cualquier otro al que tengas acceso, puedes pedir apoyo al departamento de RH de tu empresa o visitar la página web de cada institución.

También te puede interesar leer: Conoce algunos tipos de créditos para casa

Bancos

Por otra parte, los bancos también ofrecen productos hipotecarios que están enfocados principalmente a los trabajadores asalariados que cuenten con ingresos estables y comprobables. Aunque tienen requisitos muy similares, las variantes recaen en la capacidad de pago, el salario, la antigüedad en el empleo y algunos documentos específicos.

Al igual que en las instituciones oficiales, es recomendable que visites las páginas de cada entidad bancaria y si tienes más dudas, consultar con sus ejecutivos. Toma en cuenta que cada banco ofrece sus propios beneficios y condiciones. Antes de tomar una decisión  un crédito hipotecario, confirma el monto a financiar, la tasa de interés, las comisiones y gastos, el enganche, los plazos y las penalizaciones.

Pregunta y pregunta

La idea es que te quedes con las menores dudas posibles y estés completamente de acuerdo con los términos y condiciones de tu préstamo. La clave para una buena elección es hacer varias comparaciones entre tus opciones. Ahora también es posible combinar dos tipos de créditos o juntarlos con los de tu pareja o incluso, algún socio si se trata de una inversión.

Una vez que hayas dado este primer paso, estarás más cerca de realizar tu sueño de contar con una vivienda propia. Acércate a Quiero Casa y revisa nuestros desarrollos en los que seguro encontrarás el departamento que mejor se acomode a tus gustos y necesidades.

Conocer más de Quiero Casa