Quiero Casa Blog

7 tips para independizarte y elegir tu primer departamento

Dejar el nido familiar para emprender una vida independiente en tu primer departamento es una de las decisiones que a muchos les emociona, pero que a la vez les preocupa. Si bien es una etapa de muchas libertades, también lo es de grandes responsabilidades y, sobre todo, gastos, que muchas veces no se imaginan hasta el momento en que se presentan.

Si estás pensando en emprender el vuelo, antes de lanzarte a la aventura debes tomar en cuenta algunos puntos que harán que esa experiencia sea lo mejor posible.

En esta publicación, te dejamos algunos consejos que te ayudarán a elegir tu primer hogar.   

1.Haz cuentas

La primera tarea es que hagas cuentas y determines el presupuesto con el que pagarás tanto la renta mensual como los gastos extra. Toma en cuenta que también tendrás que pagar un depósito al inicio y una cuota de mantenimiento.

2.Contempla tus planes a futuro

Contempla una visión más a futuro y considera otros puntos como tus planes con tu pareja,  la estabilidad en tu trabajo o quizá la posibilidad de cambiar de residencia.

3. Elige cómo quieres vivir tu independencia

De acuerdo con tu presupuesto y planes a futuro, será el tipo de vivienda que debes buscar. Puede ser un departamento solo que te dará la total privacidad, un departamento compartido para dividir gastos y tener buen convivencia, o bien, un departamento amueblado que te hará ahorrar dinero, ya que únicamente tendrás que empacar pocas maletas.

4. Dónde buscar una casa o departamento

Hoy en día, la opción más cómoda es que busques a través de plataformas de anuncios clasificados. Puedes hacer una búsqueda de acuerdo con tu presupuesto, tipo de departamento o la zona que mejor te acomode.

También te puede interesar leer: 7 formas de ahorrar para tu propio departamento

5. Busca la mejor zona

La buena ubicación de una vivienda es uno de los temas más valorados en las grandes ciudades. Comienza haciendo búsquedas en las colonias cercanas a tu lugar de trabajo y si es necesario, ve alejándote poco a poco.

6. Gastos inesperados

Al vivir solo te darás cuenta de que siempre habrá algo en qué gastar: desde un tornillo o un foco hasta un afilador de cuchillos o una llave para el fregadero de la cocina.

7. Analiza si es mejor comprar o rentar

Muchos piensan que comprar una vivienda es para gente grande y con familia, pero la realidad es que mientras más pronto compres un depa, más rápido terminarás de pagarlo y hasta puedes venderlo y obtener una buena ganancia.

Para el caso de la compra de una vivienda, en Quiero Casa tenemos una variedad de opciones que pueden adecuarse a tus necesidades y gustos. Puedes acercarte a platicarnos tus planes y nosotros te diremos cuáles son tus posibilidades.

 

Conocer más de Quiero Casa